10 noviembre, 2015 FUN Comisiones MODEP

DECIMOS ¡NO! A LA REFORMA A LAS LICENCIATURAS

La resolución de licenciaturas quiere homogenizar la formación docente, viola la autonomía y ahonda la crisis de la educación superior

Los profesores están siendo proletarizados porque se descualifican sus procesos de trabajo… en ese sentido,

los profesores deben defender la enseñanza pública como el escenario

en el que se tiene que construir un saber que le sirva a las vastas mayorías de un país

y que no tenga un fin mercantil, lo cual supone enfrentar la homogenización del pensamiento

y de la vida por la que propugna el capital

Renán Vega. Los profesores como nuevos Proletarios

alt

Decir que el gobierno tiene a la educación en crisis no es ninguna novedad: la falta de presupuesto, la precariedad de infraestructura, el desmonte del bienestar, las reformas continuas que afectan la calidad de la instituciones y los programas, la intromisión descarada del gobierno y el mercado en las dinámicas de las instituciones educativas, el carácter autoritario del gobierno para imponer sus puntos de vista sobre los de la comunidad, son tristemente moneda corriente en nuestro sistema educativo y contrastan con los shows mediáticos del gobierno que finge estar interesado en la suerte de la educación.

En el marco del interés de las clases dominantes por continuar transformando el modelo educativo desde una perspectiva neoliberal, mercantilista y funcional a su plan de convertir a Colombia en una plataforma de inversión imperialista: el gobierno embiste nuevamente contra la educación esta vez a través de una resolución impuesta por el ministerio de educación a las comunidades y cuyo objetivo fundamental es la reformulación del papel del maestro a través de la homogenización y estandarización de su formación en las universidades; se quiere por esa vía destruir contenidos disciplinares (específicos) muy importantes para los estudiantes en su proceso de formación, flexibilizar aun mas la fuerza de trabajo docente, forzada muchas veces a orientar cosas para las que no esta cualificada y además negar la posibilidad al maestro de construir y pensar alternativas en lo pedagógico y disciplinar , pues con esta resolución el gobierno diseñaría las mallas curriculares de los programas que forman maestros casi en su totalidad, suprimiría énfasis y líneas de profundización a las que considera “poco pertinentes” no es casualidad que estos contenidos sean justamente los de ciencias humanas, sociales y artísticas. Para empezar digamos que esta es una resolución que tomó por sorpresa a todo el mundo; el gobierno fiel a su estilo de esconder y tapar sus intenciones, arrancó los debates en los círculos de la alta tecnocracia educativa mientras las comunidades inocentes ignoraban el proyecto que tiene muchas versiones, todas ellas catalogadas como documentos secretos o confidenciales. Digamos también que es una resolución que a pesar de algunos cambios que se la han introducido por la presión de decanos, profesores y las recientes movilizaciones de estudiantes, sigue fiel a su idea inicial de chantajear a los programas de licenciatura del país, pues el que no cumpla lo que dice el gobierno, se le retira o niega el registro calificado, lo que es similar a decir: no funciona más o no se abre; y ya desde el punto de vista del contenido, estandariza curricularmente a las licenciaturas y por conexidad a los egresados y futuro docentes. ¿Cómo lo hace? diciendo que los programas tienen autonomía para definir pero imponiendo estructuras de los currículos y distribuciones de créditos, diciendo que títulos deben concederse a los futuros licenciados, en que se puede enfatizar en la formación y en que no, que idioma deben hablar los futuros docentes y hasta cuantos créditos debe sumar la practica educativa.

Por otro lado, la resolución carga en hombros de las universidades una serie de condiciones de las que el gobierno no se piensa hacer cargo presupuestalmente. Por ejemplo, dice la resolución que las instituciones de educación superior deben tener docentes de planta, programas de bienestar universitario focalizados a atender a los futuros licenciados y que cada programa debe tener laboratorios, recursos de inversión y otra serie de requisitos, pero ¿de dónde van a salir los recursos?, como siempre el gobierno da órdenes desde la comodidad de los mullidos sillones ministeriales sin tener en cuenta la realidad de las IES de avanzar por esa vía, o el gobierno pone la plata para reunir esos requerimientos (cosa que no va a pasar en el actual periodo de austeridad inteligente y crisis de las finanzas públicas donde todos nos tenemos que apretar el cinturón, según afirman cínicamente las clases dominantes) o la universidad sigue en la eterna carrera por reunir recursos propios privatizándose y trasladando los costos educativos a los estudiantes a través de altas matrículas o alianzas público privadas, concesiones y otras medidas que roban el alma a la universidad. De acatar al pie de la letra la resolución, se profundizaría aún más la ya insostenible crisis educativa.

Como si fuera poco, las licenciaturas relacionadas con el mundo de las artes, las humanidades y las ciencias sociales salen tremendamente damnificadas; parece que no basta para Santos y su ministra Parody con recortar los recursos de investigaciones en estas áreas, sino que ahora en aplicación estricta de su visión de educación productivista y neoliberal, quieren estrechar las mentes de las nuevas generaciones por la vía de suprimir o fusionar esos componentes académicos en las pruebas ICFES (Saber 11) para restarles importancia a su estudio, además de desestimular la formación de licenciados en estas carreras, muestra clara de ello es la disponibilidad cada vez menor de plazas docentes en esas áreas del saber. Esto sin mencionar que dicha resolución pone como único referente válido en segunda lengua al inglés, lo que es por entero contrario a una visión universal en segunda lengua y desconociendo de paso que áreas del saber como la filosofía o las ciencias sociales tienen, desarrollos teóricos notables en idiomas distintos a ese. Por estas razones la FUN Comisiones MODEP, organización de revolucionarios que estudian, de la que hacen parte también estudiantes de las licenciaturas del país, rechaza en forma categórica esta resolución y llama a participar combativamente en la jornada de movilización nacional del 11 de Noviembre y a preparar desde ya el próximo encuentro nacional de estudiantes de Licenciaturas desde el que definiremos las herramientas programáticas, organizativas y de movilización con las que haremos frente a esta resolución que no solo no resuelve los problemas más apremiantes de la formación de docentes en el país si no que afecta a la educación entendida como derecho fundamental y bien común de todos los colombianos y no rechazamos la resolución porque nos guste lo que existe hoy de hecho creemos que hay que ir pensando en una política educativa que resuelva los asuntos centrales de la formación de docentes. Es la hora de la lucha, que nadie permanezca indiferente, es tiempo de movilización, de confrontar este nuevo ataque a la educación al calor de la lucha y la organización.

Powered by themekiller.com anime4online.com animextoon.com apk4phone.com tengag.com moviekillers.com